REVISTA DE PRENSA

EL CORREO DE BURGOS, Viernes 18 de octubre de 2002

compromiso de las diputaciones de burgos y soria para cofinanciar parte del "pasillo verde"

Vicente Orden Vigara mantuvo una reunión en Soria con Efrén Martínez y un empresario vasco implicado en el proyecto y afirmó que las instituciones podrían sufragar parte de la infraestructura

J.S.T.
BURGOS.- El presidente de la diputación de Burgos, Vicente Orden Vigara, mantuvo ayer un almuerzo de trabajo con su homólogo en la Diputación de Soria, Efrén Martínez, en la capital soriana para impulsar el proyecto del pasillo verde entre las dos provincias.
En el encuentro participó además un empresario vasco que sería el encargado de financiar el proyecto, así como otro burgalés que podría participar en calidad de gerente.
El proyecto del pasillo verde pretende recuperar la vía férrea Santander-Mediterráneo, a su paso por las provincias de Burgos y Soria, de manera que se convierta en un referente turístico. Entre los objetivos del plan de actuación se encuentra además rehabilitar algunas de las viejas estaciones para convertirlas en casas rurales y potenciar la llegada de visitantes.
En el total del recorrido burgalés y soriano existen 24 estaciones, todas ellas propiedad de Renfe, aunque algunas de ellas alquiladas por la empresa nacional o con algún tipo de servidumbre.
Según explicó Orden Vigara al término del encuentro, ambas instituciones remitieron al empresario a Renfe para que clarifique la situación legal de cada una de las estaciones.
Pese a que el coste total del proyecto se desconoce, podría situarse entre los 24 y los 30 millones de euros. Orden Vigara aseguró a este periódico que las instituciones estarían dispuestas a colaborar con el empresario y financiar las infraestructuras que rodearían a las estaciones que se conviertan en hoteles, casas rurales o bien campos de golf.
El presidente de la Diputación aseguró además que ya han contactado con la Conserjería de Industria de la Junta para conocer la disponibilidad del Gobierno regional a subvencionar el proyecto. Asimismo, asimismo, de acuerdo con las manifestaciones de Orden Vigara, el empresario se habría puesto en contacto también con el Gobierno central para buscar apoyo económico. En este sentido, al menos una parte de la financiación podría llegar por la vía de programas europeos como el Leader o el Proder.
Durante el encuentro celebrado ayer, empresarios y políticos estudiaron además la viabilidad del proyecto e incluso la posible participación de algunos de los ayuntamientos que se encuentran en el propio recorrido del ferrocarril Santander-Mediterráneo. El programa de construcción del pasillo verde forma parte del Plan Estratégico de la Diputación de Burgos.
Vicente Orden Vigara hizo hincapié en que la iniciativa podría suponer un motor de desarrollo de los pueblos por los que transcurre la vía y poner en valor un patrimonio importante como es el de las vías férreas que se encuentran en estos momentos sin tráfico de ningún tipo.