FERROCARRIL DIRECTO MADRID - BURGOS

Otoño de 2006: 59 días sin tren

 

23 de septiembre de 2006:
Manifestación de la Plataforma en Aranda de Duero

9 de diciembre de 2006:
Cierre de la línea de Valladolid

 

Tras el robo de varios kilómetros de cable de telemando, el pasado 14 de octubre de 2006, ADIF decidió dar de baja el CTC entre Riaza y Burgos. Inmediatamente se suspendieron todas las circulaciones en ese tramo, ya que la línea no ofrecía ningún tipo de seguridad al estar todas sus estaciones sin personal y no recibir comprobación alguna de las posiciones de las agujas. Se movilizó a la brigada de Vías y Obras de Burgos para embridar todas las agujas de la vía general de todas las estaciones en el tramo afectado. Casi un mes después, el 9 de noviembre de 2006, a las 15.00 horas, se dan por terminados los trabajos y desde ese momento se establece Bloqueo Telefónico Supletorio entre Colmenar Viejo y Aranda de Duero, y entre Aranda de Duero y Burgos en las horas en las que Colmenar tiene personal de circulación, y entre Madrid-Chamartín y Aranda cuando Colmenar no tiene personal. Desde el 10 de diciembre, el BTS se establece entre Riaza y Aranda y entre Aranda y Burgos, con la salvedad de que no es necesario que haya personal en Riaza según una consigna especial.

Para alarma de muchos aficionados, la terminación de los trabajos no supuso la vuelta del Talgo Pendular Madrid-Bilbao a la línea, lo que dio lugar a todo tipo de sospechas y elucubraciones, algunas de ellas infundadas. El servicio permaneció desviado por Valladolid desde el 15 de octubre hasta, según estaba previsto, el 10 de diciembre. Sin embargo, ese día fue suprimido en Burgos por falta de locomotora diesel y los trabajos del AVE en Valladolid impidieron que circulase vía Ávila, por lo que los viajeros fueron trasladados en autocar. El 12 de diciembre volvió a circular de nuevo por su itinerario oficial, aunque su tiempo de viaje ha sido incrementado de tal forma que las circulaciones especiales de la noche del 9 al 10 de diciembre de 2006 la recorrieron en menos tiempo del que ahora tiene concedido.
El lechero, por su parte, siguió circulando desde el 9 de noviembre, pero con unos retrasos considerables y con algunas supresiones.

Con respecto a proyectos. ADIF está intentando que el Ministerio de Fomento haga una inversión que, según las fuentes, varía de 6 a 14,5 millones de euros para:
- Soterrar el cable de telemando y sustituirlo por fibra óptica entre Riaza y Burgos.
- Renovar o reparar vía en el mismo trayecto, en función del estado de ésta.
- Suprimir determinadas estaciones.
- Sustituir el BAU del año 68 por un BLAU con CTC que pasaría a estar controlado desde Chamartín, eliminando, por tanto, el Puesto de Mando de Aranda de Duero.

Únicamente para la circulación de 4 trenes la noche del 9 al 10 de diciembre (Madrid-París y vv. y Estrellas Madrid-Hendaya e Irún-Madrid) se dota a la estación de Riaza de personal durante unas horas para establecer el BTS entre Riaza y Aranda y entre Aranda y Burgos, de tal forma que de Riaza a Chamartín se circula al amparo del BAU con CTC que está plenamente operativo. Los motivos de la circulación de estos trenes son los trabajos programados por el Ministerio de Fomento para el ripado de tres vías en la cabecera norte de Valladolid, donde se ubicará el futuro cambiador de ancho. Trabajos que, dicho sea de paso, se prolongaron 4 horas en una vía, y más de 7 en la otra sobre el horario previsto, afectando a multitud de trenes.

 

 

En www.abuaf.com, nuestra primera reacción cuando nos enteramos del robo de los 50 km de cable, fue la siguiente:

 


Desde que, en junio de 2003, Renfe publicó unos horarios de verano en los que se suspendía la circulación del Talgo Madrid-País Vasco por el Directo, ofreciendo paradas comerciales en Ávila y Valladolid, nunca habíamos vuelto al estado de preocupación de estos últimos días. Aquel 14 de junio fotografié cerca de Villagonzalo-Pedernales al que iba a ser el último tren de viajeros que atravesaría la línea de Aranda de Duero. Recuerdo la tristeza con que apreté el disparador de mi cámara, todavía convencional, y la alegría que me supuso, minutos después, una llamada inesperada de Javi Peña anunciándome: “Pablo, han dado marcha atrás y han cambiado la web, el Talgo seguirá circulando mañana por el Directo”.

Tristemente, ahora no puedo esperar que nadie me llame para contarme una buena noticia, porque el robo de casi 50 kilómetros de cable (Fuente: RNE) entre Aranda de Duero y Riaza ha supuesto un “cierre provisional” de la línea, anunciado por ADIF mediante un telegrama: «A esta hora se da de baja el telemando CTC (Control de Tráfico Centralizado) Riaza-Burgos, como consecuencia de la falta de recursos que imposibilitan la adecuada fiabilidad de sus instalaciones y la seguridad de las circulaciones». Aquí no se aplican las soluciones que se utilizan en muchas otras líneas para mantener el servicio cuando falla el CTC (Con el tráfico actual, simplemente bastaría con embridar los cambios del tramo afectado, enviar un factor de circulación a Riaza y establecer entre la localidad segoviana y Aranda de Duero un Bloqueo Telefónico Supletorio), simplemente se cierra por motivos técnicos hasta que el invierno brinde como excusa que el cierre se debe a motivos meteorológicos…

Necesito que alguien me explique cómo es posible que puedan robarse 50 kilómetros de cable de cobre sin que nadie se de cuenta. (¿Desmantelamiento preventivo?). Necesito que alguien me cuente cuántos kilogramos se han robado a lo largo de este año, y que me contesten a la siguiente pregunta: “¿No es ésta la mejor ocasión para enterrar ese cable?”.

Dicen que los optimistas viven más y más felices, y yo intento serlo, y espero que en cuanto se haya reparado la avería (con el cable enterrado, o incluso con los sistemas de CTC/CCR que se están probando en líneas como Aranjuez-Cuenca o Murcia-Águilas), se hayan estrenado ya las 334 y el Talgo Madrid-Bilbao tenga una tracción digna (no hace falta que sean las más modernas, nos basta con una de las grandiosas 354), que permita aprovechar la pendulación natural del tren para que el servicio no sufra el lastre de tiempo que le impone viajar con una 333.

Por desgracia, compañeros cercanos ya me están replicando que la pregunta que tenemos que hacernos es: “¿Volverá el ADIF a reponer ese cobre?”.

 

 

Y por suerte, la respuesta a la última pregunta no fue negativa.

 

Vuelta al índice general del FC Directo Madrid - Burgos

Vuelta al índice general de www.abuaf.com